Los Adidas Iniki Runner han sido últimamente un asesino bajo perfil. No hay duda que la silueta inspirada en los corredores retro es fresca y algo simple, pero este no parece ser el caso de estos Boost.

Si existiera un Iniki que llegara a primera página sería este. Teñidos todos en amarillo quemado contrastado con tres rayas negras dando una pequeña sensación de advertencia. En la suela está la pieza principal, lo que los hace los mejores para correr, la más cómoda amortiguación para poder estar de pie de sol a sol.