Segundo test de los Under Armour Curry 7

AJUSTE

El ajuste para el Curry 7 es fiel a su tamaño y a pesar de ser un zapato bajo, la combinación con la tracción hace innecesario que sea más alto.

Se ajustan un poco mejor que el Curry 6, que necesitaba un poco de intrusión antes de que todo se sintiera «bien». Tal vez se deba al cambio de material, pero estos se sintieron un poco mejor en términos de ajuste general y bloqueo.

SOPORTE

El soporte es muy bueno en el Curry 7. Tiene un aire al running que podría ser confuso para algunos, pero por su construcción son perfectos y permite cambios de ritmo, posición y dirección sin poner en riesgo los tobillos.

El HOVR que envuelve las paredes laterales y asegura que su pie no se deslice de la plantilla. Hay un soporte interno del talón junto con el moldeador del moderador de TPU para ayudar a estabilizar la plantilla. Si bien hay un estabilizador, no está tan presente como los modelos anteriores, pero funciona igual de bien. Han encontrado una manera de adelgazar el diseño general y se agradece en su peso y movilidad. Sé que suena contradictorio, pero la configuración funciona maravillosamente.

TRACCIÓN

Under Armour Curry 7 es brutalmente rendidor en la cancha.

La tracción es genial. Los materiales funcionan maravillosamente, a pesar de no tener esa sensación premium. El ajuste puede variar de persona a persona, ya que no hay dos pies iguales, pero quedan perfectamente. El apoyo fue asombroso.

El cojín es el área más firme y esto se debe a que precisamente estamos hablando de un zapato de Curry. Pero la forma en que se comercializa con un fuerte enfoque en las dos mejores espumas de UA, que son dos de los mejores cojines de espuma en el mercado, y aún así, son un poco rígidos al caer.

Todo lo demás en el zapato funciona tan bien que son funcionales también al ir al gimnasio y su tracción y sostenimiento son el plus sobre toda su competencia directa e indirecta.